Asamblea ACRG 2018 (y nueva Directiva !)

En el 2017 los chilenos residentes en el exterior pudimos votar por primera vez en elecciones en Chile y participar en la elección de un presidente de nuestro país. Este acontecimiento histórico marcó nuestro quehacer y nuestras discusiones durante el año pasado y los primeros meses del año en curso.

Las actividades centrales

Cuatro actividades son indispensables en nuestro calendario de actividades y en la vida de nuestra comunidad en Ginebra: 1º de Mayo, torneo de futbol, Fiesta de Septiembre y Fiesta de Navidad.

La Directiva actual asumió su mandato el 30 de Marzo 2017 e inició su accionar con la organización de nuestra tradicional participación en las celebraciones del 1o de Mayo en Ginebra. Encabezamos el grupo de compatriotas que participa en la marcha de los trabajadores, y animamos el esperado stand de los chilenos con especialidades, bebidas y convivencia.

Nuestra participación en el 1º de Mayo es importante a doble título. Primero, es una ocasión para el encuentro y el rencuentro de numerosos miembros de la comunidad en torno a valores sociales y solidarios. Segundo, la preparación de la actividad nos permite mantener y estrechar lazos con el mundo asociativo, sindical y político ginebrino.

Este año nuestra Fiesta Nacional de Chile (sábado 16 de septiembre) volvió a la histórica sala des Avanchets. Retornamos igualmente a una fórmula pagada que nos permitió obtener mejores resultados financieros, pero que dificulta la organización de la jornada. Lo más original y valorado del programa fue la animación infantil con jóvenes payasos y malabaristas chilenos.

Globalmente fue una actividad exitosa, muy concurrida (alrededor de 600 personas) y con una animación de calidad. Además contó con la presencia de autoridades comunales, cantonales y diplomáticas. La comunidad espera y aprecia nuestro 18 y eso es lo más importante. No obstante, se constataron dificultades de organización y falta de fuerzas de trabajo.

La fiesta de Navidad (domingo 10 de diciembre) es quizás la más apreciada por las familias de nuestra comunidad, y por supuesto por los más pequeños. Podemos afirmar que este año esta actividad fue excepcional gracias a la calidad de la sala, de las animaciones y de la organización en general. Unos 60 niñas y niños disfrutaron de una divertida jornada.

Esta fiesta, contó con un excelente nivel de participación en la planificación y organización. Los colaboradores, casi todas colaboradoras, se organizan en comisiones, integran a otros compatriotas al trabajo, y planifican con anticipación.

Nuestro torneo de fútbol de la amistad (domingo 27 de agosto) se transformó en todo un clásico de nuestras actividades. Este año se desarrolló en el impecable centro deportivo de Perly y reunió a niños, niñas, jóvenes y menos jóvenes entorno al deporte y la recreación. El sol, el buen ambiente y el rico asado acompañaron la jornada. Es organizado por una dinámica comisión que trabaja de manera autónoma e integra a numerosos colaboradores.

Debemos agregar una quinta actividad a la lista de actividades centrales aunque nuestra intervención sea limitada : el Festival Filmar en América Latina (noviembre 2017). Este año jugamos un papel muy particular ya que el cine chileno y en particular los trabajos de Patricio Guzmán fueron invitados especiales del festival. Tuvimos el privilegio de introducir dos documentales, de organizar un aperitivo de agradecimiento, y de aportar una pequeña ayuda financiera.

La campaña por el voto

La campaña por el voto ha constituido uno de los pilares de nuestro accionar en estos últimos años. En el 2017 la lucha por este derecho fundamental adquirió una dimensión muy particular puesto que con el derecho adquirido, la comunidad tenía que votar. Nuestro trabajo consistió en realizar actividades para impulsar, facilitar y asegurar un buen nivel de movilización electoral de nuestra comunidad.

Con este objetivo se organizó una segunda jornada de inscripción o de cambio de domicilio en Ginebra (17 de julio) que nos permitió acercar este laborioso tramite a los miembros de nuestra comunidad. Las dos jornadas consulares en Ginebra lograron la inscripción de alrededor 200 personas y constituyeron una gran iniciativa cívica muy valorada por nuestros compatriotas residentes y por nuestras autoridades diplomáticas.

Los comicios electorales marcaron todas nuestras actividades. La fiesta de septiembre y los jueves asociativos nos sirvieron para debatir sobre las candidaturas y los programas políticos, informar sobre los procedimientos electorales y promover la participación. Nuestros medios de comunicación internet informaron constantemente a medida que se acercaban las elecciones.

Apoyamos las dos vueltas de las elecciones presidenciales organizando un viaje colectivo en bus. Pudimos facilitar el transporte y la votación de unos 50 chilenos. Las imágenes de nuestro bus dio la vuelta del mundo por las redes sociales y se transformó en un acontecimiento de las jornadas electorales en Berna.

En esta campaña nuestra Comisión por los derechos de los chilenos en el exterior jugó un papel determinante y constituyó el motor de todas nuestras iniciativas.

Vida asociativa y organización

La Directiva trató de mantener el contacto con la comunidad y animar la vida asociativa con las actividades centrales que ya relatamos, y la organización de varios jueves asociativos durante el año. En este último terreno nos faltó regularidad y eso se sintió en la concurrencia. Se debe mejorar este trabajo puesto que nos sirve para mantener el contacto y la camaradería entre nuestros colaboradores más cercanos.

El trabajo de comisiones destacó en la organización de casi todas nuestras actividades, en particular la fiesta de Navidad y el torneo de fútbol. Ya hablamos de la importancia de la comisión exterior que funcionó durante todo el año. Esta manera de organizarse es muy positiva y eficiente puesto que generalmente garantiza el éxito de las actividades que integran nuevos colaboradores al trabajo. Debemos seguir apoyando y desarrollando esta forma de organización.

También logramos mantener los contactos necesarios con nuestras instancias de referencia. Nuestras relaciones con las autoridades diplomáticas chilenas son muy buenas aunque no fueron muy frecuentes. El trabajo conjunto con la Sra. Cónsul y su equipo en el cuadro del proceso de inscripción fue muy positivo.

Nuestra organización hace parte de las redes de organizaciones de chilenos que coordinan su trabajo a nivel europeo y mundial. Hemos participado con un representante en el encuentro de la Red europea de chilenos en San Petersburgo en Julio, y con una delegación en el encuentro internacional de Chile Somos Todos en Santiago hace algunas semanas.

Nuestra presencia en estas redes es importante para coordinar nuestras reivindicaciones y campañas con las comunidades y las organizaciones de otros países. No es fácil, considerando la diversidad de situaciones y de intereses, pero debemos seguir haciendo esfuerzos por mantener una presencia activa.

Nuestras comunicaciones con nuestra comunidad en Ginebra, con los chilenos en el mundo y con Chile pasan cada vez más por internet y las redes sociales. Seguimos manteniendo en línea nuestra página internet, alimentando nuestra página facebook (1500 seguidores) e informando a nuestra mailing list de 300 personas.

A esto tenemos por supuesto que agregar nuestro boletín El Canillita que publicamos 2 veces por año. Señalamos que el último Canillita fue el número 100.

Nuestra relación con nuestro país se concretiza en ayudas y apoyo a proyectos colectivos y personales. Este año nuestra Asociación transmitió sus ayudas, llamadas becas Ginebra, a tres estudiantes universitarios de la Universidad de la Frontera y de la Universidad Metropolitana.

Lamentablemente, no logramos financiar nuevos proyectos. Tenemos algunas peticiones que no tuvimos el tiempo de analizar y desarrollar. La próxima Directiva debería avanzar en este trabajo de manera prioritaria.

Nuestro futuro

Podemos resumir el año afirmando que seguimos manteniendo un calendario de actividades bastante intenso que cuenta con el apoyo, la participación y el agradecimiento de la comunidad chilena. Sabemos que nuestro quehacer corresponde a una necesidad asociativa y que gracias a este trabajo la comunidad chilena residente en Ginebra es una de las más dinámicas y reconocidas en Suiza, y a nivel de los chilenos en el mundo.

No obstante, no podemos negar que nuestras limitaciones son cada vez mayores y no logramos integrar nuevas fuerzas de trabajo y de participación que aseguren el futuro de nuestra Asociación. En muchas de nuestras actividades constatamos que el interés de las nuevas generaciones existe, se hace presente y se manifiesta. Debemos encontrar la manera de integrar y comprometer estas fuerzas al trabajo organizativo y la toma de responsabilidades.

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *