Mi experiencia teatral en Chile

Por Liliana Moran

En septiembre del año pasado, a través de una serie de coincidencias acertadas, conocí a la directora de la Compañía de teatro Alternance Théâtre, Claudia Saldivia, que estaba buscando una reemplazante para una actriz en la obra Patria Kamikaze, Viento divino, concierto teatral poético, puesto en escena y dirigido por ella.

Alternance Théâtre es un colectivo multicultural y transdisciplinario cuya sede está en Orbe, en el cantón de Vaud. Este colectivo tiene la particularidad de reunir actores, músicos, artistas plásticos y cineastas, originarios de diversos países. Este colectivo existe desde hace 14 años. Las creaciones son concebidas mediante residencias, en Chile o en Suiza.

Patria Kamikaze, Viento divino se estrenó en Orbe en el teatro de La Tournelle en mayo de 2018, en julio hizo gira por el sur de Chile y en Santiago en el Museo de la Memoria. En octubre volvió a Suiza, esta vez a Ginebra, al teatro Etincelle de la Maison de quartier de la Jonction en el marco de la fiesta del teatro de Ginebra y ahí fue donde tuve la oportunidad de colaborar con el colectivo y que selló para mí un compromiso que está aún vigente.

El tema de esta obra es una mirada cruzada de la violencia en todas sus facetas, de estado, religiosa, política, etc. El ser humano confrontado a esta violencia como víctima o como victimario. Proviniendo de una directora chilena, era inevitable que abordase el período más violento de nuestra historia reciente como es la dictadura cívico-militar que cubrió nuestro país desde 1973 a 1990, pero, además, aborda momentos de violencia muy recientes como los atentados en París en 2015 y la captura de más de 250 niñas en Nigeria por el grupo Boko Haram en 2014 para ser utilizadas como bombas humanas. 

La obra se inspira en relatos reales que componen los textos que los actores recitan para cada personaje. El decorado es estático: cuatro micrófonos omnipresentes que los actores utilizan para presentar sus textos alternando sus discursos, lo que les da aún más fuerza.

Para la gira de IV temporada, Patria fue presentada nuevamente en Chile y también tuve la hermosa oportunidad de hacer parte del elenco, junto a actores y actrices chileno/as destacado/as y conocido/as en Chile, músicos de gran calidad nacido/as y crecido/as durante la dictadura, lleno/as de humanidad, entrega y compromiso, fue una experiencia que me llenó el corazón. 

La presentación el sábado 20 de abril de este año en Villa Grimaldi fue un momento muy emocionante y la acogida del público impactante. En el Centro Cultural de Valparaíso el domingo 21, también fue una experiencia bellísima, el teatro es un espacio muy bien equipado. 

De vuelta a Santiago, empezamos las representaciones en el mítico teatro Matucana 100, en el Espacio Patricio Bunsterdurante dos semanas, desde el miércoles 24 de abril al domingo 5 de mayo, a teatro casi lleno cada noche y con una gran cantidad de jóvenes que asistieron a las representaciones, los cuales nos demostraban su aprobación y emoción. ¡Recibí cantidades de abrazos de desconocidos que no se privaban de expresar sus sentimientos, esto es Chile! 

Cuando el muro de Facebook y el sitio web de Matucana 100 anunció la obra, empezó a ser atacado por individuos negacionistas que están muy empoderados en Chile desde que son gobierno nuevamente, estos elementos fascistoides insultaban con amenazas. Salieron en nuestra defensa los miembros del Colectivo Historias Desobedientes-Chile, hijas, hijos y familiares de genocidas que manifestaron su solidaridad con la compañía frente a estas agresiones mediante redes sociales: “ desde nuestra compleja posición, estamos seguros que el trabajo de justicia en nuestro país está lejos de haber concluido, mientras la exigencia de verdad continúe pendiente, es inevitable, más aun, indispensable seguir reflexionando sobre nuestra memoria reciente”. 

Algunos/as miembros del colectivo asistieron a la obra y fue realmente conmovedor abrazar a estas personas que, a pesar de haber vivido esa historia desde una perspectiva tan diferente, nos encontramos actualmente en un punto que nos reúne en un mismo impulso. 

Estas son algunos de los comentarios que la obra inspiró a diferentes personas: “El teatro político tiene mucho que decir aún, cuando se hace con talento, sinceridad, voces poéticas, sin efectismos, el relato se hace muy humano y el panfleto no asoma. Conmovedora”, “Agradecer la gran y necesaria reflexión que plantea la obra y la relevancia que integra de manera magistral la dramaturgia de los relatos…, gran aporte artístico al estudio, difusión y educación a estas temáticas”.

La próxima creación de la Compañía Alternance Théâtre   para  2020 estará basada en el libro « Escritos Desobedientes: Historias de hijas, hijos y familiares de genocidas por la Memoria, la Verdad y la Justicia », que reúne historias de los Desobedientes argentinos y el relato de uno de los miembros de Historias Desobedientes-Chile. Este libro ha sido reconocido de interés para la comunicación social y la promoción y defensa de los Derechos Humanos por la Ciudad de Buenos Aires y de interés cultural en la legislatura de la provincia argentina de Santa Cruz.

Yo siento que esta colaboración con este colectivo es de una importancia vital, considero que es una acción muy esperanzadora y que puede contribuir enérgicamente a la construcción de una patria reconciliada y viviendo en justicia. Pienso, además, que es una buena herencia para dejar a las nuevas generaciones.

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *