Balance (provisorio) de nuestra « beca Ginebra »

Por Gloria Kirberg

La asociación de chilenos ha estado otorgando una ayuda única a estudiantes de la UFRO desde el año 2003, que ellos denominan generosamente  la “beca Ginebra”.

A esta beca no se postula, se le atribuye al estudiante en situación más precaria y de algún padre de origen mapuche. Hace 16 años cuando se definieron en la ACRG los requisitos para las becas, ésta de Temuco nace de un profundo malestar por la segregación de entonces hacia los estudiantes y a los profesionales mapuches en el país. Otras becas de la ACRG definen otros valores. Pero todas van a universidades estatales a jóvenes formados en la educación municipalizada, ellos son seleccionados por la asistente social de la facultad y universidad correspondiente. No es para el mejor alumno de la promoción, es para aquel que está en la situación más difícil.

Hemos tenido la oportunidad a veces de llevar la beca por mano y nos hemos encontramos con realidades escalofriantes. En el año 2012 nos envía un mensaje la asistente de la UFRO pidiéndonos la autorización para dividir la beca de 600 SF en dos. Tiene dos casos de chicos en situación particularmente precaria. Nos envió los antecedentes de cada uno y la directiva de entonces quedó sorprendida: cómo podían seguir una carrera en esas condiciones. Hogares monoparentales, madres trabajando de lavanderas o en el campo, varios hijos, viviendo lejos de la ciudad de Temuco, los 300 SF eran más que bienvenidos.

Felizmente la directiva de entonces decidió no partir la beca en dos sino otorgarles a cada uno una beca completa. 

Esto no fue decidido en asamblea, partió directo del corazón. Las directivas se exponen a las estrictas revisiones de cuentas (por suerte) donde todo tiene que ser explicado y justificado, un riesgo. Pero lo tomaron.

Beneficiarias de la Beca Ginebra 2019: Marisol Calfuquir Muñoz y Valesca Contreras Huitraqueo 

Desde entonces la asistente social de la UFRO nos envía dos candidatos/as y nosotros enviamos dos becas completas de 600SF

Desde el año 2003 se ha favorecido a 22 estudiantes de la carrera Pedagogía en Castellano y Comunicación. Catorce chicas, ocho chicos. Trece de ellos ya se encuentran titulados, nueve están activos cursando asignaturas. 

El rector y el vicerrector en cada oportunidad, al entregar las becas, hacen especial mención a la solidaridad de la Asociación de Ginebra, que no pide nada a cambio, sólo entrega solidaridad. 

Sabiendo que las becas llegan a destino, a buenas manos, la Asociación debería hacer una reflexión sobre cuál será el paso superior a esta gestión. ¿Nuevas becas? Nuevas universidades? ¿Intercambios con universidades suizas y europeas? ¿Enviar nuestros jóvenes a vivir la experiencia de ellos? Todo queda abierto a la discusión.  Pero las becas ya acordadas no se discuten, seguiremos enviándolas.

Gracias a todos los que hacen posible este pequeño y permanente gesto.

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *