Resoluciones Cabildo abierto ACRG

RESOLUCIONES

CABILDO ABIERTO CONVOCADO POR ASOCIACION DE CHILENOS RESIDENTES EN GINEBRA

GINEBRA-SUIZA-23 DE NOVIEMBRE

28 chilenos residentes en Ginebra (Suiza)se reunieron este sábado 23 de noviembre en la Maison de Quartier d’Aire-Le Lignon en el cuadro de un cabildo abierto auto-convocado por la Asociación de chilenos residentes en Ginebra.

A título de introducción, se recordó el contexto y la actualidad en nuestro país marcados por un mes de históricas y masivas movilizaciones sociales que estremecieron a todo Chile y sorprendieron al mundo entero. Aunque no se identifica una conducción política clara, la sociedad civil, organizada o no, juega un papel preponderante en este movimiento muchas veces espontáneo y descontrolado.

Se destacó el trabajo unitario y amplio de la Mesa de Unidad Social que reúne a numerosas e importantes organizaciones de diferentes sectores de la sociedad chilena. Nuestro evento responde al llamado de la Mesa de Unidad Social a desarrollar cabildos a lo largo de todo Chile. Un llamado que fue recogido por las comunidades de chilenos en el extranjero.

Nuestro cabildo adopta los objetivos y la metodología recomendados por dicho llamado. En este cuadro, los participantes se organizaron en cuatro grupos de trabajo y discutieron las preguntas propuestas por la metodología. Se agregó una cuarta pregunta destinada a los chilenos residentes en el exterior.

Frente a la situación y la crisis social que vive actualmente nuestro país, los participantes al primer Cabildo de la Asociación de chilenos residentes en Ginebra, resuelven lo siguiente:

ORIGENES DE LA CRISIS Y OPORTUNIDADES

  • La crisis actual es inherente al sistema capitalista neoliberal impuesto por la dictadura. Este sistema ha continuado y se ha fortalecido bajo los gobiernos elegidos después del régimen dictatorial creando desigualdad e injusticia.
  • El malestar ciudadano viene de todas las consecuencias acumuladas de ese sistema dominante sobre la vida de la gente: la desigualdad extrema; la concentración de la riqueza y el empobrecimiento de la población; la corrupción, el consumo a ultranza y el endeudamiento; la exclusión política de sectores importantes de la ciudadanía; la desconexión, la arrogancia y la impunidad de las clases políticas y de los organismos de seguridad; las violaciones a los derechos humanos y de los pueblos originarios.
  • Esta situación conflictiva se da en el marco de una Constitución, heredada de la dictadura, que pese a las reformas, sigue siendo una Constitución que exime al Estado de su responsabilidad social y de cuya elaboración el pueblo estuvo siempre ausente.
  • La crisis vivida es una experiencia difícil y dolorosa para nuestro pueblo, en particular la juventud, que sufre una represión sistemática y brutal. No obstante, la ciudadanía movilizada ha logrado crear condiciones favorables para cambiar el sistema político de manera profunda y estructural, para mejorar la condiciones de vida de la gente, para ampliar las libertades ciudadanas, para mantener y profundizar el empoderamiento y el protagonismo político de la ciudadanía

DEMANDAS PRIORITARIAS Y ASAMBLEA CONSTITUYENTE

  • Para obtener una mayor justicia a partir de esta coyuntura debieran exigirse medidas económico-sociales inmediatas bien definidas, unificadas y coherentes, a través de leyes urgentes y disposiciones del ejecutivo, que beneficien a sectores amplios.
  • No se debe separar las luchas sociales de la lucha política. Una y otra vertiente deben avanzar juntas y apoyándose. Para ello serán necesarios nuevos mecanismos de participación que abran el sistema actual en circuito cerrado, exigiendo la integración de la ciudadanía en el proceso de elaboración y de implementación de las respuestas a las demandas ciudadanas, asegurando una participación igual de las mujeres en el proceso político.
  • Las prioridades de la lucha por la justicia social son las que el movimiento ha establecido hasta ahora: reajuste de salarios, jubilaciones y previsión social; acceso universal a la salud y la atención hospitalaria; educación gratuita y de calidad que ponga fin al endeudamiento de los universitarios y de sus familias; defensa de los derechos de los pueblos originarios; prestaciones sociales para los más necesitados y servicios públicos básicos para todos; protección del medio ambiente y nacionalización de nuestros recursos naturales.
  • Es urgente enfrentar y resolver la dramática situación de los Derechos Humanos en nuestro país. Es necesario establecer las responsabilidades institucionales y políticas de los atropellos recientes y pasados, y procesar a los culpables. No podemos seguir tolerando la militarización del territorio mapuche y la criminalización de los movimientos sociales.
  • No nos cabe duda sobre la necesidad de una nueva Constitución democrática elaborada por una asamblea constituyente soberana, paritaria y plurinacional, elegida por votación popular que incluya en todas sus etapas a los pueblos originarios y a los chilenos del exterior. No obstante el proceso constituyente es lento, no lo resuelve todo y no debe poner trabas a las medidas urgentes.

ACCIONES Y ORGANIZACIONES SOCIALES

  • Se deben promover y desarrollar los Cabildos o Asambleas territoriales auto-convocadas, dándoles una perspectiva de participación orgánica en el proceso Constituyente. Parece imprescindible recomponer y fortalecer la organización de la sociedad civil integrando a los sectores marginados, y aumentar el protagonismo del movimiento social en las decisiones políticas. Sería necesario estudiar otros mecanismos de participación política como la iniciativa popular y el referéndum.
  • Es primordial mantener la movilización social y la presión sobre el Gobierno con el objetivo de ganar tiempo para mejorar la auto-organización, y para ir obteniendo avances, o por lo menos, evitar una vuelta atrás, a la situación de relativo fracaso de las movilizaciones de años anteriores.

PRINCIPALES DEMANDAS DE CHILENOS EN EL EXTERIOR

  • Los chilenos residentes en el exterior deben convertirse en actores políticos de la sociedad chilena exigiendo plenos derechos a elegir y a ser elegidos. Demandamos el voto en las elecciones parlamentarias tal como lo practican numerosas naciones, elegir a nuestros representantes en instancias políticas y participar plenamente en el proceso constituyente, y suprimir la discriminatoria obligación de avecindamiento para los chilenos nacidos en el extranjero.
  • Necesitamos crear mecanismos eficaces para llevar a cabo el acercamiento de los chilenos del extranjero a la sociedad en Chile. Una nueva constitución, o un cuadro legal específico, podría disponer los medios para mejorar el acceso, la comunicación y la concertación con las embajadas y consulados a fin de facilitar los aportes de los chilenos del exterior. Para ello será necesario fortalecer nuestra organización y su reconocimiento institucional.
  • La solidaridad y la movilización deben convertir a los chilenos residentes en Ginebra, en caja de resonancia de la situación chilena en Suiza. Es necesario continuar el trabajo de información y sensibilización de la opinión pública y las organizaciones internacionales en Ginebra para que presionen positivamente en la evolución de la situación en Chile. Al igual, se debe exigir estándares éticos a las empresas suizas que tienen actividades en Chile.

En la última sesión plenaria los moderadores dieron lectura a las resoluciones de todos los grupos para ser consolidados en los días posteriores.

El cabildo ginebrino terminó con un refrigerio y una convivencia entre todos los participantes, y felicitó a los jóvenes de las nuevas generaciones que están organizando múltiples acciones y eventos de solidaridad con Chile.

Ginebra, sábado 23 de noviembre 2019

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *